viernes, 15 de septiembre de 2017

468- Q&A: Prueba prenatal no invasiva

Q&A: Moderadores: Nichole Korpi-Steiner, Rossa W.K.Chiu. Expertos: Subhashini Chandrasekharan, Lyn S. Chitty, Mark I. Evans, Judith A. Jackson, Glenn E. Palomaki. Consideraciones sobre las pruebas prenatales no invasivas. Clinical Chemistry 63:5; 946–953 (2017). N.K-S. University of North Carolina, Department of Pathology and Laboratory Medicine,  Chapel Hill, NC,

Introducción


Los  enfoques para la detección prenatal de aneuploidías cromosómicas fetales comunes mediante las pruebas Prenatal No Invasiva (NIPT) están experimentando una transformación dinámica en respuesta a una mayor comprensión sobre sus limitaciones y utilidad clínica. Las  NIPT ha sido adoptadas como una herramienta de detección para aneuploidías, tales como síndromes de Down, Edwards y Patau, y sus metodologías se basan principalmente en  secuenciación de próxima generación de ADN libre  (cfDNA) en células de plasma materno. El cfDNA comprende fragmentos de ADN materno así como fragmentos de ADN de placenta que sirven como un marcador sustituto fetal. 


Mientras las NIPT inicialmente eran una opción para detección de mujeres de alto riesgo en alrededor de las 10 semanas de gestación, los estudios clínicos recientes demuestran que las NIPT supera los enfoques convencionales de selección (por ejemplo, en el primer trimestre con prueba combinada), independientemente del espectro de la edad materna. Las Recomendaciones 2016 del  American College of Medical Genetic and Genomic 2016 no incluye a las NIPT en las embarazadas como una opción screening  para la detecc de aneuploidias. Sin embargo, la expansión potencial de su utilización en las prácticas de atención prenatal  enfrenta  retos cambiantes. 


Dependiendo de la metodología y los procesos bioinformáticos utilizados por el laboratorio, los resultados NIPT no ha sido estandarizados. La decisión de si se debe o no  utilizar el cribado NIPT es en última instancia, decisión del paciente. Sin embargo, también estará impulsado por la capacidad de comunicar claramente los riesgos y beneficios a cargo del equipo de atención clínica. Esto pone de relieve la necesidad de colaborar multidisciplinariamente en la aplicación clínica de los NIPT. Para hacer frente a estos avances emocionantes y sus consideraciones emergentes, se invitó a un grupo de expertos de multiples disciplinas y primeros usuarios en la detección NIPT (especialistas en asesoramiento genético, obstetricia, genómica, ética, y química clínica) para compartir sus puntos de vista sobre este tema.


Preguntas a responder por el panel:

  1. Los NIPT tiene un papel más allá de la detección de aneuploidías cromosómicas fetales en embarazos de alto riesgo?
  2. ¿Con qué frecuencia se encuentran hallazgos incidentales asociados con NIPT? ¿Qué condiciones se asocian con estos hallazgos?¿Consideraría esto como una ventaja o una limitación de las NIPT? ¿Los laboratorios deben informar hallazgos incidentales que se encuentran con la NIPT?
  3. ¿Qué factores clave deben ser incluidos en el proceso de consentimiento informado para la NIPT?
  4. Una reciente declaración de la American College of Medical Genetic and Genomic (2016) recomienda la presentación de informes sobre  las características de rendimiento clínico de los laboratorios que realizan la NIPT; por otra parte, los laboratorios ¿no deberían ofrecer el cribado de la NIPT para los Síndromes de Down, Patau, Edwards  si no pueden informar la tasa de detección, especificidad clínica y PPV.?
  5. ¿Qué desafíos existen en el control de la calidad del desempeño de un servicio NIPT? 
  6. En su opinión, ¿qué aplicaciones más recientes de la NIPT serían las siguientes con mayor probabilidad de estar ampliamente disponibles clínicamente? ............
Ver el artículo completo

(*)  Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica no persigue fin de lucro alguno. Está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina


domingo, 10 de septiembre de 2017

467- Electroforesis de proteinas

Tate J, Caldwell G, Daly J, Gillis D, Jenkins M, Jovanovich S, Martin H, Steele R, Wienholt L, Mollee P; Working Party on Standardised Reporting of Protein Electrophoresis. Recomendaciones para la información estandarizada de electroforesis de proteínas en Australia y Nueva Zelanda. Ann Clin Biochem. 2012; 49(3):242-56. Chemical Pathology Department, Pathology Queensland, Royal Brisbane and Women's Hospital, Herston Road, Brisbane, Australia.

Resumen

Antecedentes :   Aunque la electroforesis proteica de muestras de suero (SPEP) y orina (UPEP) es una técnica de laboratorio bien establecida, la información de sus resultados utilizando este importante método varía considerablemente entre los laboratorios. The Australasian Association of Clinical Biochemists  reconoció la necesidad de adoptar un enfoque estandarizado para reportar SPEP y UPEP por los laboratorios clínicos.

Métodos:   Un Grupo de Trabajo consideró los datos disponibles, incluidas la literatura publicada y los estudios clínicos, junto con la opinión de expertos con el fin de establecer prácticas óptimas de presentación de informes. Se elaboró ​​un documento de posición, que posteriormente se revisó mediante un procedimiento de consenso en el que participaron bioquímicos y patólogos  de Australia y Nueva Zelanda con experiencia en el tema.

Resultados:   Se han elaborado recomendaciones para la notificación estandarizada de electroforesis de proteínas. Éstos cubren requisitos analíticos como:  sistemas de detección;  cuantificación de la proteína sérica y la albúmina, fraccionamiento en fracciones alfa-1, alfa-2, beta y gamma, cuantificación de paraproteinas,  cuantificación de  proteína Bence Jones en orina, caracterización de paraproteínas, desempeño y experiencia del personal del laboratorio.  Las recomendaciones también incluyen comentarios generales y especificos para los casos de muestras con paraproteínas y bandas pequeñas, junto con ejemplos ilustrativos en los  informes.

Conclusiones:  Se proporcionan recomendaciones para la notificación estandarizada de electroforesis de proteínas en Australia y Nueva Zelanda. Se espera que tales formatos estandarizados de reporte reduzcan tanto la variación entre los laboratorios como el riesgo de una mala interpretación de los resultados.

Introducción

El objetivo de este trabajo es proporcionar a los laboratorios recomendaciones para estandarizar la notificación de la electroforesis de proteínas en suero y orina (SPEP, UPEP). Algunas de estas orientaciones pueden no ser apropiadas para todos los laboratorios que realizan estos procedimientos y las circunstancias individuales del laboratorio pueden dictar un enfoque diferente.

Metodología

The Working Party on Standardised Reporting of Protein Electrophoresis fue una iniciativa de la Australasian Association of Clinical Biochemists. Los miembros del Grupo de Trabajo fueron propuestos por los diversos organismos profesionales involucrados en la presentación de informes de electroforesis de proteínas (Australasian Association of Clinical Biochemists, Royal College of Pathologists of Australasia,  Australasian Society of Clinical Immunology and Allergy,  Haematology Society of Australia and New Zealand).  Fueron seleccionados para ser representantes de bioquímicos patólogos y expertos clínicos en este campo de Australia y Nueva Zelanda. El Grupo de Trabajo elaboró ​​el documento, que fue revisado posteriormente mediante un proceso de consenso para permitir a las partes interesadas la oportunidad de contribuir con las recomendaciones y directivas  para los laboratorios de análisis y patología  clínica...........

Ver el artículo completo

(*)  Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica no persigue fin de lucro alguno. Está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina

martes, 5 de septiembre de 2017

466- Chlamydia thachomatis

Thomas Meyer,  Eberhard  Straube, Academic Editor. Procedimientos  diagnósticos para detectar infecciones de Chlamydia trachomatis. Microorganisms. 2016 Sep; 4(3): 25. Institute of Medical Microbiology, Virology and Hygiene, University Medical Center Hamburg-Eppendorf (UKE), Germany.

Resumen

La Chlamydia. trachomatis (CT) tiene un desarrollo intracelular y marcada capacidad para causar infecciones persistentes; su detección  requiere pruebas con alta sensibilidad analítica para poder ser detectadas en muestras clínicas. Las pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAATs) son los ensayos más sensibles con una especificidad similar a la de cultivo celular y se consideran el método de elección para su detección.  Además, la NAAT se puede realizar en diversas muestras clínicas que no dependen de las condiciones de transporte y almacenamiento específicos, ya que la NAAT no requiere bacterias infecciosas. En el caso de las infecciones del tracto genital inferior, la primera micción de orina  y muestras vaginales son las  recomendadas para las pruebas en hombres y mujeres, respectivamente. Infecciones anorrectal, orofaríngea y epitelios ocular también deben ser probados por análisis NAAT con hisopos de la mucosa correspondiente. En particular, las infecciones anorrectales de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (MSM) deben incluir la evaluación de linfogranuloma venéreo (LGV) mediante la identificación de los genotipos L1, L2 o L3. La detección de los antígenos CT por inmunoensayo enzimático (EIA) o pruebas de diagnóstico rápido (PDR) NO son adecuadas debido a la insuficiente sensibilidad y especificidad. Recientes pruebas rápidas basadas en PCR,  son bastante aproximadas  a la NAATs, y podrían ser utilizados en los  puntos de atención. La serología encuentra adecuada aplicación en el estudio diagnóstico de la infección por CT crónica, pero no es apropiado para el diagnóstico de infecciones agudas.

Introducción

Los informes de la OMS indican un incremento mundial de las infecciones de transmisión sexual (ITS) en los últimos años, siendo la Chlamydia trachomatis (CT) y la Neisseria gonorrhoeae  los patógenos más frecuentes en las  ITS bacterianas; se estima que cada una causa cerca de 100 millones de nuevas infecciones por año. Solo en los EE.UU., se reportaron 1.441.789 infecciones por CT en 2014, el número más alto desde  1984. En el período de 2004 al 2014, la tasa de infección por CT reportados aumentó de 316,5 a 456,1/100.000 habitantes. Datos actuales del CDC también demuestran un aumento de las infecciones por CT notificados en Europa, pasando de 191.000 en 2004 a 385.000 en 2013 y que corresponde a una incidencia de 162,8 y 181,8 casos /100.000 habitantes, respectivamente . Es probable que el número real de nuevos casos de infección sea aún mayor, ya que muchas infecciones son asintomáticas y permanecen sin ser detectados.

Varios factores pueden explicar el aumento de las infecciones diagnosticadasde  CT, incluyendo no solo cambios en el comportamiento sexual y falta de prevención y educación, sino también en la utilización de pruebas con sistemas de detección mejorados. En particular, la sensibilidad y especificidad de las pruebas de ITS fue significativamente mayor mediante la aplicación de técnicas moleculares (amplificación de ácidos nucleicos/pruebas NAAT). Esta revisión proporciona una visión general de las pruebas de laboratorio utilizados para detectar infecciones por CT. La elección de las pruebas y el valor diagnóstico del procedimiento seleccionado depende de las características biológicas particulares del patógeno y la manifestación clínica de la infección por CT, los cuales serán tratados brevemente en primer lugar...................................

Ver el artículo completo

(*)  Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica no persigue fin de lucro alguno. Está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina


miércoles, 30 de agosto de 2017

465- Infecciones urinarias

Finucane TE. Infección del tracto urinario-Requiem para un peso pesado.  Wiley- J Am Geriatr Soc. 2017 ;19. Johns Hopkins Bayview Medical Center, Baltimore, Maryland.

Resumen

La "Infección del tracto urinario" (ITU) es un diagnóstico ambiguo, expansivo, excesivamente utilizado que puede conducir a un marcado y dañino tratamiento con antibióticos. La "bacteriuria significativa", que  es central en la mayoría de las definiciones de UTI, tiene poca importancia en la identificación de individuos que se beneficiarán con el  tratamiento. Los "síntomas urinarios" tienen poca información. Ningún criterio está bien definido. La bacteriuria y los síntomas remiten y recurren espontáneamente. El tratamiento es estándar para la cistitis aguda no complicada y común para la bacteriuria asintomática, pero los beneficios definitivos son pocos. El tratamiento para la UTI en adultos mayores y bacteriuria es generalizado, pero ninguna evidencia apoya su práctica, y la opinión de expertos es contradictoria.  

Las pruebas de diagnóstico sensibles ahora demuestran que los tractos urinarios saludables albergan una comunidad microbiana compleja y ubicua. El reconocimiento de este microbioma, en gran medida indetectable utilizando cultivos en agar estándar, ofrece una nueva perspectiva sobre la UTI. Todos son bacteriuricos. Desde esta perspectiva, la mayoría de las personas que son tratadas en UTI probablemente estarían mejor sin tratamiento. Los adultos mayores, poco estudiados en este sentido, enfrentan un riesgo particular. Las enfermedades bacterianas invasivas como la pielonefritis son también "infecciones urinarias".

Las decisiones conscientes sobre el uso de antibióticos requieren una mejor comprensión de cómo surge la patogenicidad dentro de las comunidades microbianas. La educación pública y el consentimiento informado sobre el tratamiento antibiótico de la bacteriuria, estan haciendo hincapié en los daños potenciales y sus beneficios inciertos, para reducir el sobre-tratamiento. Enfatizar la importancia del microbioma y utilizar el término "disbiosis del tracto urinario" en lugar de "UTI" también podría ayudar y podría estimular el estudio consciente de las relaciones entre el huésped, el envejecimiento, el microbioma, la enfermedad y el tratamiento con antibióticos.

Introducción

La "Infección del tracto urinario" (UTI) es una de las razones más comunes para su tratamiento con antibióticos. La definición de UIT es ambigua, al igual que las de "bacteriuria significativa" y "síntomas referentes al tracto urinario" -dos criterios diagnósticos frecuentemente citados-. Estas ambigüedades, a veces acompañadas de una creencia explícita de que "las bacterias no son habitantes normales del tracto urinario", alientan un excesivo tratamiento antibiótico de las mismas. Los adultos mayores están especialmente en riesgo. El paradigmas de tratamiento actual se basan en el diagnóstico de la bacteriuria identificada utilizando cultivos de laboratorio estándar, en lo sucesivo denominada bacteriuria estándar.  Pero hay claras evidencias de que la orina no es estéril pero que dependiendo del lugar del tracto urinario que alberga hay un complejo Microbiome generalmente beneficioso. Estos hallazgos no están integrados en la práctica clínica. El reconocimiento de la importancia del microbioma urinario es en última instancia donde se debe avanzar en los estudios que se deben realizar para limitar el sobre-tratamiento................................... 

Ver el articulo completo


(*)  Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica no persigue fin de lucro alguno. Está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den a la misma. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina



viernes, 25 de agosto de 2017

464- Marcadores de la Sifilis

Aleksey Kubanov, Anastassia Runina,Dmitry Deryabin. Nuevo antígeno de Treponema pallidum recombinantes para el diagnosticode la sífilis: situación actual y perspectivas futuras. Biomed Res Int. 2017; 2017: 1436080. Department of Laboratory Diagnostics of Sexually Transmitted Diseases and Dermatoses, State Research Center of Dermatovenereology and Cosmetology, Moscow,  Russia

Resumen

La tecnología de la  proteína recombinante ha estimulado considerablemente el desarrollo de pruebas diagnósticas de laboratorio-treponema específica, rápidos y precisas  para detectar  la infección por sífilis. Durante los últimos diez años, las lipoproteinas inmuno-dominantes  de membrana interna recombinantes  demostraron ser antígenos  sensibles y específicos para la detección de la sífilis. Sin embargo, el desarrollo de un aumento del panel  de antígenos  T. pallidum para el diagnóstico de la sífilis temprana y tardía y la diferenciación de las etapas de la sífilis o la sífilis curada permanece como objetivo real de experiencia multidisciplinaria. La revisión actual reveló nuevos antígenos recombinantes:  la proteínas expuestas de superficie, adhesinas y proteínas periplásmicas y flagelos, son candidatos prometedores para el diagnóstico serológico de la sífilis . Las oportunidades y limitaciones de uso de diagnóstico de estos antígenos son discutidos y se resumen los criterios para la selección de panel de antígenos óptimos.

Introducción

1. Biología del Treponema pallidum 

El Treponema pallidum pertenece a la familia de las Spirochaetaceae , orden Spirochaetales , phylum espiroquetas , que es un grupo antiguo y filogenéticamente distinto de las bacterias. Debido a su estructura celular, fisiología, genética y características patógenas, el T. pallidum es un microorganismo muy inusual.

El T. pallidum es una bacteria en forma de espiral Gram-negativa, que varía en longitud de 5 a 15  μ m y es de 0,20  μm de diámetro y se cubre con una membrana externa (OM),  que rodea  el espacio periplásmico con endoflagelos, la capa de peptidoglicano, y la membrana interior (IM). De tres a seis flagelos se extienden en el espacio periplásmico de ambos extremos hacia el centro del microorganismo que determinan su forma helicoidal y su motilidad característica celular de sacacorchos  (rotación alrededor del eje longitudinal) . Esta motilidad, permite al T. pallidum penetrar a través de sustancias membranosos y de tipo gel y es importante para la invasión y diseminación durante la infección sifilítica.

El T. pallidum es una bacteria microaerofilica con una temperatura de crecimiento óptima de 37°C  y capacidades metabólicas mínimas. El microorganismo es capaz de llevar a cabo la glicolisis y la interconversión de aminoácidos y ácidos grasos, pero carece del ciclo del ácido tricarboxílico y fuentes de carbono como vías alternativas; también estan ausentes la síntesis de nuevos amino ácido, ácidos grasos, y los nucleótidos o enzimas que intervienen en la síntesis de cofactores. Como resultado, T. pallidum utiliza la mayor parte de las moléculas y sustratos esenciales desde el entorno de anfitrión mediante numerosos transportadores específicos y no pueden sobrevivir fuera del mismo mamífero. 

El T. pallidum es un patógeno estrictamente extracelular, que está en contacto directo con los mecanismos de inmunidad humoral y celular y por lo tanto puede evadir la eliminación y migrar hacia los tejidos inmunológicamente privilegiados del organismo del huésped. De hecho, la naturaleza de esta bacteria es el resultado probable de su evolución a largo plazo y su adaptación al entorno  que lo hizo uno de los patógenos humanos más peligrosos desde 1.495 hasta  el desarrollo de la terapia antibiótica..................

Ver el artículo completo

(*)  Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica no persigue fin de lucro alguno. Está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina





domingo, 20 de agosto de 2017

463- Vaginosis bacteriana

Christian T. Bautista, Eyako Wurapa, Warren B. Sateren, Sara Morris, Bruce Hollingsworth and Jose L. Sanchez. Vaginosis bacteriana: una síntesis de la literatura sobre la etiología, prevalencia, factores de riesgo y SU relación con las infecciones por clamydia y gonorrea. Military Medical Research, 2016; 3:4. Division of Health Research, Lancaster University, Lancaster, UK.

Resumen

La vaginosis bacteriana (VB) es un trastorno vaginal común en las mujeres en edad reproductiva. Desde el trabajo inicial de Leopoldo en 1953 y Gardner y Dukes en 1955, los investigadores no han podido identificar el agente etiológico causante de la BV. Existe una creciente evidencia, sin embargo, que la VB se produce cuando el Lactobacillus spp. , que es la  especie predominante en la flora vaginal de mujeres sanas, se sustituyen por  bacterias anaerobias, tales como Gardenella vaginalis , Mobiluncus curtisii , M. mulieris ,u  otras bacterias anaeróbicas y/o Mycoplasma hominis . A nivel mundial, se estima que el 20-30% de las mujeres en edad reproductiva que tienen  una infección de transmisión sexual (ITS) sufren de VB, y que su prevalencia puede ser tan alta como 50-60% en poblaciones de alto riesgo (por ejemplo, los que practican. el comercio sexual (PCS). Los datos epidemiológicos muestran que las mujeres son más propensas a reportar BV si: 1) han tenido un mayor número de parejas sexuales; 2) son soltera; 3) han participado en su primera relación a una edad más joven; 4) han participado en PCS, y 5) practican duchas vaginales en forma regular. En la última década, varios estudios han proporcionado pruebas sobre la contribución de la actividad sexual a VB. Sin embargo, es difícil afirmar que la VB es una ITS sin ser capaz de identificar el agente etiológico. 

La VB también ha surgido como un problema de salud pública debido a su asociación con otras enfermedades de transmisión sexual, incluyendo: virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2), Chlamydia trachomatis (CT) y Neisseria gonorrhoeae (NG). La evidencia más reciente sobre la asociación entre BV y la infección por CT/NG proviene de dos análisis secundarios de los datos de cohortes realizados entre las mujeres que asisten a clínicas de ITS. Sobre la base de estos estudios, las mujeres con VB tenían un riesgo 1,8 y 1,9 veces para la infección por GN y CT, respectivamente. Tomados en conjunto, VB es probablemente un factor de riesgo o, al menos, un importante contribuyente a la posterior infección para NG o TC en mujeres de alto riesgo. Se requiere investigación adicional para determinar si esta asociación también está presente en otras poblaciones de bajo riesgo sexualmente activas, como entre las mujeres en el Ejército de Estados Unidos. Es esencial llevar a cabo estudios de casos y controles transversales basados en la población a gran escala para investigar el papel de la VB como un factor de riesgo para las infecciones de CT/NG. Estos estudios podrían conducir al desarrollo de intervenciones dirigidas a reducir la carga de gastos de salud asociada con infecciones de transmisión sexual bacteriana en todo el mundo.

Antecedentes

Durante las últimas dos décadas, varios estudios in vitro e in vivo han informado  que la VB, una condición vaginal común en las mujeres en edad reproductiva, es un factor de riesgo biológico asociado a la infecciones de transmisión sexual (ITS), incluyendo clamidia y gonorrea. Aunque la etiología de la VB es aún desconocido, se cree que se produce cuando Lactobacillus spp, que es  la especie predominante en la flora vaginal de mujeres sanas, se sustituye por anaerobios, principalmente Gardnerella vaginalis . El propósito de esta revisión es proporcionar información que discute claramente la etiología y epidemiología de la BV, y especialmente  su asociación con la transmisión de infecciones por clamidia y gonorrea. Para los esfuerzos que se realizan en el control de ITS, el papel de BV en estas infecciones bacterianas comunes es un área importante para la investigación porque no hay pruebas de ensayos aleatorios que indiquen que la detección y el tratamiento de las mujeres asintomáticas con BV pueda reducir  el riesgo de infección.........

Ver el articulo completo

(*)  Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica no persigue fin de lucro alguno. Está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina


martes, 15 de agosto de 2017

462- Biopelículas en microbiología

Editores: Emilia Cercenado Mansilla y Rafael Cantón Moreno. Coordinadora:  María D. Macià Romero. Autores:  José Luis Del Pozo León María Díez Aguilar  Jesús Guinea Ortega y María D. Macià Romero. Diagnóstico clinico microbiológico de las infecciones relacionadas con la formación de biopelículas. Recomendaciones de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología (SEIMC). 2017.

Introducción

Las biopelículas están integradas por comunidades complejas de microorganismos, generalmente adheridas a una superficie sólida o líquida y embebidas en una matriz de exopolisacárido. Esta organización social supracelular surge como estrategia de supervivencia en ambientes hostiles, como el propio ser humano, dotando a los microorganismos embebidos en ella de resistencia al aclaramiento mecánico, al sistema inmunitario y a los agentes antimicrobianos.

Las biopelículas están estructuradas tanto a nivel funcional como genético, siendo característicos los gradientes fisiológicos y bioquímicos que se establecen desde la superficie hasta las capas internas, determinados por la disponibilidad de nutrientes, oxígeno y agua y que explican, en gran medida, las distintas tasas de crecimiento exhibidas por los microorganismos que integran dicha estructura. Los denominados sistemas quorum sensing, sistemas de señalización célula a célula que se inducen cuando la densidad bacteriana traspasa un umbral de microorganismos, son fundamentales para el establecimiento y desarrollode las biopelículas. Estos, además de regular la densidad celular, son capaces de inducir cambios en la transcripción genética mediante la variación de la concentración de moléculas de señalización como mensajeros secundarios y ARNs de cadena corta. 

La formación y desarrollo de una biopelícula, clásicamente, incluye tres etapas: adhesión, maduración y dispersión. La fase de adhesión está mediada por los flagelos y pili en las bacterias gramnegativas y por las proteínas de superficie en las grampositivas, así como algunas proteínas (aglutininas) en el caso de Candida albicans. Tras la unión inicial, la biopelícula prolifera formando microcolonias y produciendo una matriz extracelular. Esta última está compuesta principalmente por exopolisacáridos, pequeñas cantidades de proteínas, ADN extracelular, productos de lisis y componentes del huesped. Entre sus funciones principales destaca actuar como barrera protectora contra las defensas del hosped, los antimicrobianos, la desecación o las especies reactivas del oxígeno, así como proporcionar cohesión a la estructura y actuar como fuente de nutrientes. Finalmente se produce la dispersión de la biopelícula, momento en el que algunos microorganismos liberados de la matriz pueden migrar y colonizar nuevas superficies distantes de la biopelícula original  iniciando un nuevo ciclo.

Ver el articulo completo

(*)  Este blog de bioquímica-clínica no persigue fin de lucro alguno. Está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina