jueves, 15 de febrero de 2018

498- Diabetes y dislipemias

GH Tomkin, D Owens. Diabetes y dislipidemia: caracterización del metabolismo de las lipoproteínas. Diabetes Metab Syndr Obes. 2017; 10: 333–343. Diabetes Institute of Ireland, Beacon Hospital. Trinity College, University of Dublin, Dublin, Ireland

Resumen

La aterosclerosis prematura en la diabetes explica gran parte los riesgos de vida. Nuevos tratamientos han reducido este riesgo considerablemente. Esta revisión explora la relación entre las alteraciones en las vías metabólicas de la glucosa, los lípidos y la sal biliar que ocurren en la diabetes. En particular, el exceso de ingesta de nutrientes y el ayuno tienen importantes efectos metabólicos, que nos han permitido nuevos conocimientos sobre la perturbación que se produce en la diabetes. Los reguladores metabólicos tales como los factores de transcripción forkhead, los factores de transcripción farnesyl X y los factores de crecimiento fibroblástico se han convertido en actores importantes en nuestra comprensión de la desregulación del metabolismo en la diabetes y la desnutrición. La regulación alterada del metabolismo de las lipoproteínas en el intestino y el hígado se ha definido más claramente en los últimos años, y la aterogenicidad de las lipoproteínas ricas en triglicéridos y en conjunto, niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad, se considera ahora muy importante. Se ha obtenido nueva información sobre las apolipoproteínas que controlan la actividad de la lipoproteína lipasa. Este es un momento interesante en la batalla para vencer a la aterosclerosis diabética.

Introducción

La diabetes a menudo se considera una enfermedad relacionada con el azúcar, pero la enfermedad podría haber sido llamada “diabetes lipidus” si solo los lípidos en lugar de azúcar hubieran podido ser detectados en la orina, como lo sugieren Shafrir y Raz. Solo en los últimos años, la complicación devastadora de la aterosclerosis relacionada con los lípidos se ha vuelto más temible que la enfermedad de los vasos pequeños centrada en la glucosa.  Mientras que la enfermedad de los vasos pequeños está muy relacionada con la hiperglucemia, la enfermedad de grandes vasos ha sido difícil de atribuir a la disglucemia. 

Muchos estudios no han logrado reducir los eventos cardiovasculares al mejorar el control del azúcar en la sangre.  Por otro lado, se ha demostrado que el tratamiento para reducir el colesterol, en particular las estatinas, tiene un gran impacto en los eventos cardiovasculares de los primeros ensayos en pacientes diabéticos.  Aún se están descubriendo las vías por las cuales la insulina regula el uso de este combustible. 

Está claro que hay un cambio del metabolismo de la glucosa a la grasa durante la noche cuando, en el estado de ayuno, la deficiencia de insulina da como resultado no solo niveles altos de glucosa sérica sino también niveles elevados de triglicéridos en suero. Los triglicéridos están empaquetados en partículas de lipoproteínas que conducen la cascada a través de quilomicrones anormales, lipoproteína de muy baja densidad (VLDL), lipoproteína de densidad intermedia (IDL), lipoproteína de baja densidad (LDL) y finalmente lipoproteína de alta densidad (HDL)

La hipertrigliceridemia en ayunas se asocia significativamente con eventos cardiovasculares y muerte. Una imagen similar surge cuando se examinan los triglicéridos posprandiales. El ayuno y la cirugía bariátrica (término general utilizado para referirse a diversos procedimientos quirúrgicos de pérdida de peso) tienen un profundo efecto sobre los lípidos séricos.  El colesterol es tanto absorbido como sintetizado. La insulina regula estas dos vías y dado que la síntesis de colesterol está regulada a través de la vía del colesterol de los ácidos biliares, los ácidos biliares juegan un papel importante en la homeostasis del colesterol. 

El propósito de esta revisión es explorar la relación entre la resistencia a la insulina, la diabetes y la dislipidemia. Destacamos áreas de investigación que pueden conducir al descubrimiento de posibles tratamientos nuevos para prevenir la enfermedad cardíaca prematura en la diabetes.

Leer el articulo completo

(*) Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina




sábado, 10 de febrero de 2018

497- Hipercolesterolemia familiar

Sang-Hak .Actualización sobre hipercolesterolemia familiar: diagnóstico, riesgo cardiovascular y nuevos terapéuticos.  Endocrinol  Metab (Seoul). 2017 Mar; 32(1): 36–40. Division of Cardiology, Department of Internal Medicine, Severance Hospital, Yonsei and  Cardiovascular Research Institute, Yonsei University College of Medicine, Seoul, Korea.

Resumen

En estudios recientes, la prevalencia informada de hipercolesterolemia familiar heterocigota (HF) ha sido más alta que en informes anteriores. Si bien el cribado genético en cascada es una buena opción para la identificación eficaz de los pacientes afectados, el diagnóstico que solo utiliza criterios clínicos es más común en la práctica clínica real. El riesgo cardiovascular es mucho más alto en pacientes con HF debido a la carga de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL-C) de larga data y también está influenciado por otros factores de riesgo. Aunque las directrices enfatizan la reducción agresiva del LDL-C, la mayoría de los pacientes no pueden alcanzar el objetivo del LDL-C mediante la farmacoterapia convencional. Nuevas terapias tales como la proproteína convertasa subtilisina / inhibidores de kexina tipo 9 han mostrado una fuerte eficacia de disminución de lípidos y se espera que mejoren los resultados del tratamiento en pacientes con HF.

Introducción

La hipercolesterolemia familiar (HF) es un trastorno genético dominante autosómico común y es un problema de salud importante.  Los pacientes con HF están expuestos a una carga vitalicia de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (LDL-C) y tienen un riesgo cardiovascular significativamente mayor. Por lo tanto, el diagnóstico temprano y apropiado en personas afectadas y la prevención de complicaciones vasculares son críticos. En esta revisión, se discuten los estudios recientes sobre la prevalencia, el diagnóstico, el riesgo vascular y el tratamiento del paciente con HF. Particularmente, el foco está en los estudios de HF heterocigota.

Prevalencia de hipercolesterolemia familiar

La frecuencia de HF heterocigótica ha sido reportada desde hace mucho tiempo como 1/500 (0.2%), mientras que la de HH homocigota ha sido reportada como 1/1,000,000 en muchos estudios realizados en varios países alrededor del mundo. Sin embargo, aunque la HF heterocigota está influenciada por criterios diagnósticos que incluyen la positividad de la mutación, se ha informado en un estudio danés muy reciente que la prevalencia es 1/217 y 1/250 en un estudio estadounidense que utilizó los criterios holandeses.

Diagnóstico clínico y genético

Los criterios clínicos más comúnmente utilizados para el diagnóstico de la HF incluyen los criterios del Simon Broome Register Group, el Dutch Lipid Clinic Network , y el Make Early Diagnosis to Prevent Early Deaths (MEDPED) Un grupo japonés también ha desarrollado sus propios criterios para FH. Los elementos principales para estos criterios de diagnóstico son (1) hipercolesterolemia grave; (2) hallazgos físicos como xantoma en el caso índice; y (3) antecedentes familiares de enfermedad coronaria prematura  o hipercolesterolemia grave. Si bien los criterios mencionados anteriormente diseñados en diferentes países muestran similitud, también muestran diferencias con respecto a valores específicos . Para un diagnóstico rentable y eficiente, muchas pautas y grupos de expertos recomiendan la detección genética en cascada para los miembros de la familia. Sin embargo, en la práctica real, el diagnóstico que utiliza solo los hallazgos clínicos de la toma de antecedentes, el examen físico y el perfil lipídico es muy común, especialmente cuando no está disponible la detección genética.......

Ver el articulo completo

(*) Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina


lunes, 5 de febrero de 2018

496- Lipoproteínas

Neil J. Stone. Editorial Avances en la prueba de lípidos: un práctico paso  hacia adelante.          Clin Chem 2016, 62:7905–906. Department of Medicine/Division of Cardiology, Feinberg School of Medicine, Northwestern University, Chicago

La medición de lípidos y lipoproteínas ha sido un enfoque importante tanto para la química clínica y  la medicina clínica durante más de 75 años.  Las mediciones por ultracentrifugación analítica y ultracentrifugación preparativa proporcionaron conocimientos valiosos, pero no fueron adecuados para la práctica clínica diaria. Fredrickson, Levy y Lees utilizaron electroforesis en papel para establecer el reconocimiento clínico en cinco patrones principales de exceso de lipoproteína en plasma. Conocidos como tipo I, II (IIa y IIb), III, IV y V, representaban fenotipos distintivos, no genotipos y proporcionaron información sobre el trastorno de las lipoproteínas de un paciente individual, ya sea por causas adquiridas y/o genéticas. 

Sin embargo, se necesitó una metodología no basada en ultracentrífuga para cuantificar las concentraciones de colesterol LDL (LDL-C) en la práctica clínica. La fórmula de Friedewald permitió la determinación de LDL-C mediante el uso de colesterol total en ayunas, HDL-C y triglicéridos/5 (cuando la concentración de triglicéridos se expresó en mg/dL) con la advertencia de que no podría usarse si los triglicéridos eran mayor de  400 mg/dL (4,5 mmol/L) o si anormalidad tipo III estaba presente. Esta fórmula continúa en uso generalizado hoy en día, pero se requería una muestra de lípidos en ayunas.

En este número del Clinical Chemistry, un panel internacional prominente (*) argumenta convincentemente que el ayuno NO se requiere de forma rutinaria para las determinaciones de lípidos. El comité señala que los perfiles de lípidos que no se alteran en el no-ayuno y brindan beneficios prácticos para el clínico, el paciente y el laboratorio clínico. Ello ya se han utilizado con éxito en estudios de cohortes de población, se han utilizado en Dinamarca desde 2009 y en ensayos controlados aleatorios de estatinas . Muestran datos que indican un valor pronóstico similar para los valores medios de los lípidos, ayunen o no. Brindan orientación sobre cuándo puede ser necesario un panel de lípidos en ayunas y enumeran los umbrales para interpretar los lípidos y las lipoproteínas que no están en ayunas para los informes de laboratorio para el paciente y el médico.

Ver la Editorial completa
Panel de expertos

(**) Una vez que esta en la pagina del articulo, pulsando el botón derecho puede acceder a la traducción del mismo al idioma español. Este blog de bioquímica-clínica está destinado a profesionales bioquímicos y médicos; la información que contiene es de actualización y queda a criterio y responsabilidad de los mencionados profesionales, el uso que le den al mismo. Las páginas de este blog se renuevan cada 5 días en forma automática. Cordiales saludos. 
Dr. Anibal E. Bagnarelli, Bioquímico-UBA. Ciudad de Buenos Aires, Argentina